viernes, 3 de abril de 2009

ECOSISTEMA DE AMERICA DEL NORTE

Harry Greene, profesor de ecología y biología evolutiva en dicha universidad, así como varios otros ecólogos y conservacionistas eminentes, han presentado un plan que aboga por el establecimiento de inmensos parques ecológicos con grandes mamíferos, principalmente africanos, que sean parientes cercanos o equivalentes de animales extinguidos del período Pleistoceno que en su día vagaron por las grandes llanuras norteamericanas.
window.google_render_ad();
El plan, denominado "Pleistocene Rewilding" (repoblación con animales salvajes del Pleistoceno), que pretende ser un enfoque conservacionista activo, ayudaría a revivir los ecosistemas que se han deteriorado por la extinción de gran cantidad de mamíferos del continente, muchos de ellos depredadores, y ofrecería también ecoturismo y trabajos de gestión de los terrenos para ayudar a la economía de las apuradas áreas rurales de bastantes zonas.Durante el Pleistoceno, hace entre 1,8 millones de años y 10.000 años, los ecosistemas de América del Norte eran mucho más diversos. Cuando se extinguieron bastantes de aquellos animales, se produjeron muchos huecos en el tejido de interacciones que constituye un ecosistema saludable. Estos huecos podrían llenarse restaurando animales que son afines a los animales extinguidos del Pleistoceno.Por ejemplo, los 4 millones de años siendo cazados por el ahora extinto guepardo americano (Acinonyx trumani) fueron probablemente la razón por la que el berrendo o antilocapra (Antilocapra americana), especie similar al antílope y presente en zonas desérticas del sudoeste norteamericano, desarrolló su capacidad de correr a una velocidad vertiginosa (casi 100 kilómetros por hora). Al introducir nuevamente guepardos, ahora africanos, los científicos afirman que podrían restaurarse las fuertes interacciones con el berrendo y además proporcionar un nuevo hábitat a los guepardos en peligro de extinción.



ECOSISTEMA DE AMERICA DEL NORTE:

Centroamérica es mayoritariamente una región montañosa y escarpada. Esta región contiene varios niveles montañosos unidos a las estructuras de América del Norte y de América del Sur, y por estar dominado por dos sistemas geológicos, es uno de los grandes ejes volcánicos de la Tierra. Cuenta con unos 60 volcanes en el interior (casi todos apagados) y 31 sobre la costa del océano Pacífico (la mayoría activos); y algunos se elevan a más de 4.000 msnm. La superficie terrestre asciende abruptamente desde la región costera del océano Pacífico a las crestas de las montañas, y desciende gradualmente en la región que se extiende a lo largo del mar Caribe.
Centroamérica es una región del continente americano cuya corteza terrestre es especialmente inestable, ya que se encuentra en el borde occidental de la placa tectónica del Caribe. Desde la frontera norte de Guatemala hasta la línea fronteriza que divide Panamá y Colombia; tiene una longitud de 2.830 km en la costa del océano Pacífico, y aproximadamente 2.740 km en la costa del mar Caribe. La subducción de la corteza oceánica de este borde, que empezó hace 25 millones de años, elevó la tierra desde el mar.
En la parte norte, el territorio está formado por terrenos sedimentarios de areniscas y calizas, sobre un basamento cristalino. Y una zona de fracturas se extiende hacia el sudeste formando cuencas lacustres, con los lagos Xolotlàn y Cocibolca. Hacia el sur de esta zona, se extiende una zona volcánica o eje, en una cordillera de unos 1.500 km de longitud, con más de 40 grandes volcanes, algunos de ellos actualmente activos.
Las costas del océano Pacífico son más aptas para la radicación del hombre, pero menos favorables para los cultivos tropicales, debido a que se producen menos lluvias que en el litoral atlántico.

ECOSISTEMA DE AMERICA DEL SUR:


Algunos países destacan la importancia de las empresas privadas en el
mejoramiento genético y en la producción de nuevas variedades y semillas de
cultivos comerciales de gran relevancia económica.
Las técnicas biotecnológicas son utilizadas en casi todos los países de la
subregión, sin embargo, los trabajos con marcadores moleculares e ingeniería
genética, como apoyo a la utilización de los recursos genéticos, solo son
posibles en los programas más avanzados.
Algunos países destacan la importancia de dar continuidad a los
progra-mas de mejoramiento y de producción de semilla para los pequeños
productores, como un medio para fomentar la utilización de los recursos
genéticos nativos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada